Como en ocasiones anteriores surge la eterna cuestión ¿cómo recrear,
esta vez, un ambiente como el de La Guerra de las Galaxias?: naves,
mundos y personajes. En ocasiones anteriores, en los cortometrajes
ambientados en la Segunda Guerra Mundial, recurrí a los efectos
especiales y a la colaboración de reenactors. Sin duda las opciones
parecían bastante similares. Por todos es sabido que existe un gran
número de fans de la saga, muchos de ellos con trajes y uniformes de
distintos personajes, sobre todo del Imperio. Así mismo la cantidad de
maquetas, reproducciones a escala , figuras articuladas y merchandising
en general es ingente. No obstante una nueva idea andaba rondándome la
cabeza: ¿y si esta vez hacemos un corto de animación?.

Versión final del Embajador Lainus Darcy realizada con el Software Daz Estudio.

 

La animación se corresponde con una irrealidad total. No hablamos
de añadir o recrear ciertos elementos transformándolos en creíbles, sino
que esta vez partimos de cero. Ahora bien las opciones, que son diversas,
voy a tratar de sintetizarlas en dos alternativas:
a) hacemos un corto de animación para ser visto y entendido como tal, ya
sea mediante animación de dibujos (impensable pues el dibujo no es lo
mío), mediante infografía (3D) (opción a considerar pero tremendamente
compleja), o animación clásica como en los dibujos animados, es decir
"stop motion". Esta última es más asequible pero no por ello menos dificil y
complicada, y por supuesto limita enormemente la escenificacion.
b) Mezclamos realidad con animación, tal y como se realiza en los films de la saga. Sin duda me decanté por la segunda, aún a sabiendas de lo difícil de
aglutinar animación, ya sea 3D o "stop motion" con realidad y con la
intención de crear un efecto fotorealista creible: ¡una locura!...lo de
siempre.

 

Hace unos años descubrí un software que me abrió un nuevo mundo
de posibilidades: DAZ STUDIO. Fácil e intuitivo es la herramienta idónea
para crear personajes 3D, sobre todo de naturaleza no humana como este
otrora brillante diplómatico de la República, superviviente a varias purgas
del Nuevo Orden y condenado al ostracismo en el borde exterior. Lainus
Darcy representa lo poco de honorable que aún queda en el Estado Imperial.

 

Otro de los personajes de cosecha propia y de naturaleza 3D es
Hera Sivila, una cazarrecompensas tan seductora como letal.

daz-logo-main.png

Hera Sivila